Los indígenas fueron testigos de como la propiedad de la tierra y el agua se distribuyo entre los conquistadores

Debe tenerse en cuenta que los conquistadores y colonos europeos llegados al archipiélago tenían una mentalidad muy distinta a la de los indígenas, e impusieron una nueva estructura social, económica, religiosa e institucional que no tenía nada que ver con los naturales de las islas.

Los indígenas fueron testigos de como la propiedad de la tierra y el agua se distribuyo entre los conquistadores, colonos y algunos indígenas que habían tomado parte en la conquista colaborando con los europeos, mientras la mayoría de los indígenas se vieron marginados dentro de la nueva sociedad, cuando no sometidos a la esclavitud. Al mismo tiempo se introdujeron nuevas formas de vida y sistemas de cultivos procedentes de España. El tradicional procedimiento de trueque de los indígenas fue sustituido por la relaciones comerciales características de la nueva economía de mercado. Las instituciones de origen europeo comenzaron a gobernar las islas y la religión cristiana se impuso el territorio isleño, con lo cual se inicio el proceso de aculturación de la población nativa, es decir, su adaptación, forzada o voluntaria a una nueva cultura creencias, comportamiento.

reacción de los indígenas canarios ante este proceso de aculturación vario según fuera la actitud que los castellanos mostraron hacia ellos. Muchos indígenas rechazaron radicalmente la situación impuesta algunos mediante el suicidio como Bentejui, ultimo Guanarteme de Telde, en Gran Canaria que dirigió la resistencia final de los canarios frente a las tropas de Pedro de Vera. Ante el empuje de las fuerzas castellanas, tuvo que retirase junto a un grupo de guerreros a las montañas del interior de la isla. En la primavera de 1483, la desesperada situación de la población indígena y la superioridad militar castellana, acabo por precipitar la rendición de los canarios. Bentejui opto por el suicidio ritual, despeñándose por la fortaleza de Ansiste.

Otro suceso parecido fue el de Atanausú en La Palma que tras defenderse valientemente de los conquistadores por los pasos que conducían a la Caldera, fue engañado y traicionado por su pariente Juan de Palma, al servicio de Alonso Fernández de Lugo, siendo apresado con mucho de los suyos para ser vendidos con esclavos en España. sin embargo el héroe aurita prefirió morir de hambre antes que vivir en esclavitud y fuera de su isla. Abreu y Galindo recogió este acontecimiento ” Y entre los presos cautivos que mando, fue uno el capitán Atanausú. El cual, viéndose cautivo y ser enviado a España, con el coraje enfermo y se dejo morir sin querer comer cosa ninguna” cosa muy común y ordinaria a los auritas.

En Tenerife, cuando la conquista llegaba a su fin Bentor y alguna de los suyos, ante el temor hacia los conquistadores buscaron refugio en los riscos de Tigaiga. Una mañana,Bentor, ante la inminencia de su apresamiento y segura esclavitud, salto al vacío desde lo alto de un barranco en suicidio ritual. Otos indígenas mostraron su rechazo negándose a vivir en las nuevas poblaciones castellanas y se refugiaron en zonas alejadas o de difícil acceso con el fin de continuar con su propia cultura, formas de vida y creencias.

 El poeta Viana resalta características físicas de los indígenas:

Tenian todos por la mayor parte
magnánimo valor, altivo, espiritu
dispuesto al talle, cuerpo gigantesco,
rostros alegres, graves y apacibles,
agudo entendimiento, gran memoria,
trato agradable, noble y muy honesto,
y fueron con exceso apasionados,
al amor y provecho de su Patria.

Fuente: https://www.facebook.com/Dutinmara/posts/1874262039487468

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *