Canarias, un solo pueblo

<> Josefa Falcón


Clamor del pueblo canario por la unidad…

Hoy quiero hablar de un tema del que ya he hablado varias veces porque creo que merece la pena hacerlo, porque nunca me cansaré de pedir, de proclamar este deseo de unidad.

Es este un artículo modesto, como todo lo que escribo porque así soy yo, modesta, no soy escritora ni lo pretendo, soy solo una persona a la que le gusta escribir, que es distinto, y que adora hablar de su tierra y de ella es de quien vuelvo a hablar hoy, de su unidad, de la unidad de Canarias, eso que tanto deseamos y que muchos se empeñan en hacer imposible pese a que, dicen, que quieren esa unidad.

Cuando hablamos de la unidad de Canarias deberíamos referirnos a una unidad total, sin separatismos ni entre las dos provincias, ni entre las ocho islas…, cuando hablamos de unidad estaríamos hablando de unas islas que forman un solo pueblo, una sola tierra: CANARIAS. Sería imposible hablar de unidad cuando todos no vamos en la misma dirección, cuando se escuchan voces esparcidas y no juntas, cuando gritamos y no se nos oye porque los gritos se pierden llevados por el viento. El debe sonar al unísono, con miles de voces sonando como una sola, pidiendo a la vez eso por lo que queremos ser oídos: un derecho, una razón, un motivo, todo lo que queremos para esta tierra nuestra. Canarias tampoco puede seguir siendo un inacabable pleito insular entre Tenerife y Gran Canaria. Resulta un poco chocante escuchar decir a algunos que el Gran de Gran Canaria no debería ser porque al parecer le da más importancia que a las otras islas, actuando así tampoco se puede lograr una tierra unida.

¿Por qué no luchamos por llamar a estas islas por sus nombres de antaño: Benahoare, Hero,Tamarán, Tytherogakaet, Achinech, Maxorata y Gomera o Qumära, a mí me encantaría. Somos ocho islas pero un solo pueblo, Canarias es nuestra patria, tenemos identidad propia, sabemos de dónde venimos y lo que queremos para esta tierra, tenemos nuestra propia cultura, nuestro folclore y nuestros deportes autóctonos forman parte de ella, nuestras costumbres, nuestra gastronomía conocida ya en muchos lugares a través de nuestro gofio, nuestras papas arrugadas y nuestro mojo picón, famosos son también nuestros vinos y nuestros quesos que se han hecho un hueco en las mesas de todo el mundo y, por supuesto, nuestros plátanos, queremos y podemos avanzar pero hemos de hacerlo juntos, ya es hora de olvidarnos de ese pleito insular, Canarias lo merece, los canarios nos lo merecemos también, los de ahora, los que lucharon antes que nosotros y los que lo harán después. Lo que está claro es que hay que luchar porque nada se nos va a regalar, pero para eso estamos nosotros, para conseguirlo unidos, luchando por lo nuestro, por nuestros derechos, por lo canario, por nuestra tierra, con ganas, con decisión, con UNIDAD …Tamaragua amigos…

* Josefa Falcón-Assidd n Wayyur

Otros artículos de Josefa Falcón-Assidd n Wayyur

Nota de la Redacción:

La organización territorial del Archipiélago canario suprimió la DIVISIÓN provincial. No existe, por lo tanto, provincia de Santa Cruz de Tenerife ni provincia de Las Palmas de Gran Canaria; ni provincia oriental ni provincia occidental, son, en todo caso, reminiscencias de los regímenes anteriores y nostalgias de dominio de unas islas sobre otras.

Copiamos del vigente estatutillo de Canarias:

       Del Gobierno y de la Administración de las Islas

  1. Canarias articula su organización territorial en siete Islas.
  2. Las Islas gozan de autonomía plena para el ejercicio de los intereses propios. También gozarán de autonomía para el ejercicio de las competencias que se les atribuyan en el marco que establece la Constitución y su legislación específica.
  3. Los Cabildos constituyen los órganos de Gobierno, administración y representación de cada Isla. Su organización y funcionamiento se regirá por una ley aprobada por mayoría absoluta del Parlamento de Canarias en el marco de la Constitución.
  4. A las Islas les corresponde el ejercicio de las funciones que les son reconocidas como propias; las que se les transfieran o deleguen por la Comunidad Autónoma, y la colaboración en el desarrollo y la ejecución de los acuerdos adoptados por el Gobierno Canario, en los términos que establezcan las leyes de su Parlamento. Las transferencias y delegaciones llevarán incorporadas los medios económicos, materiales y personales que correspondan.
  5. Los Cabildos Insulares, en cuanto instituciones de la Comunidad Autónoma, asumen en cada Isla la representación ordinaria del Gobierno y de la Administración Autónoma y ejecutan en su nombre cualquier competencia que ésta no ejerza directamente a través de órganos administrativos propios, en los términos que establezca la ley.
  6. El Gobierno Canario coordinará la actividad de los Cabildos Insulares en cuanto afecte directamente al interés general de la Comunidad Autónoma.
  7. A los Ayuntamientos, además de sus competencias propias, les corresponderá el ejercicio de aquellas que les delegue la Comunidad Autónoma.

Geografía de Canarias: /geocanarias

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*