GARAJONAY (La Gomera)

Pablo Deluca


El topónimo Garajonay ya se recoge como “localidad” en B.Alfonso I (1991:369, de Aguilar). Su territorio se extiende por todos los municipios de La Gomera, ocupando el centro y ciertas zonas del norte de la isla. El terreno del Parque de Garajonay, está constituido por materiales volcánicos, debidos a coladas y piroclastos basálticos, con diversos roques y fortalezas.

El Parque Nacional canario toma su nombre del alto de Garajonay, la mayor altura de la isla con 1.487 m. de altitud. Su primario amazigh deriva, como primera aproximación etimológica, de “awaray uhennay”(WRY+HNY) =lit: “roquedal (de) las grandes rocas volcánicas” o “roques sobresalientes de las grandes rocas volcánicas”, en donde “awaray” =”roquedal” (dial. libio Ghadamés) y “ahennay” (HNY) =”gran roca, terreno cubierto de grandes rocas volcánicas” (dial. MR. Central) (“Las Pirámides canarias y el Valle Sagrado de Güimar” (E. Bethencourt. F.P. Deluca, F. Perera, 1996:116). Por el cambo fonético por correspondencia regular “ww>ggw>gw” vigente en las hablas del MR. Central, tuareg del Ahaggar y Mzab (Argelia) (I. Reyes, 2004), en el dialecto kabilio se documenta el vb. “agwar”(GR) =”sobrepasar, superar en altura” (J.M. Dallet, 1982) y en el dialecto del MR. Central “agar” (GR) =”hecho de sobrepasar, ser más grande o superior, sobresalir” (M. Taïfi, 1991), de raíz kabilia.

Visto lo anterior podemos restituir también la voz gomera como “agar uhennay” = lit:“sobrepasar de la gran roca volcánica”, formulación incluso más próxima fonéticamente, como así corresponde con la orografía del lugar. Asímismo, encontramos el topónimo gomero “Guarchico”,(“agwar chico”) zona del municipio de Vallehermoso, cerca de los caseríos de La Dehesa, Jagüe y Temocodá, voz recogida por Chil (L.Fdez Pérez, 1995), próxima y al este del Roque Guará. Es vocablo semicastellanizado y muy similar al tinerfeño Garachico (“agar chico”), roque situado en el mar muy próximo a la costa de aquel municipio norteño.
Evolución: “agar uhennay > garajonay”, por aféresis de la vocal inicial y contracción al castellanizarse.

Artículos y publicaciones del mismo autor publicados en El Guanche y en El Canario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*