EL MUNDO BIPOLAR Y LA GUERRA FRÍA

«.» Félix Román N. Rodríguez  *


El mundo de hoy en el que vivimos está atravesando por sustanciosos cambios estructurales desde el final de la guerra fría, con la caída de la Unión Soviética y el llamado bloque del este.

A partir de la Segunda Guerra Mundial comenzó un período denominado con el nombre de “Guerra Fría” que se caracterizó por un estado de tensión permanente entre los Estados Unidos y la Unión Soviética. La división de Alemania y la guerra de Corea dividieron al mundo en dos bloques: el mundo occidental encabezado por Estados Unidos, y el bloque del este comunista encabezado por la Unión Soviética.

La Guerra Fría tuvo sus comienzos  en 1946 con aquel famoso discurso de Winston Churchill, que habló por primera vez desde el “telón de acero” que dividía a Europa (bloque capitalista, bloque comunista), aunque en realidad la lucha política es anterior, sin embargo; el nombre del proceso es norteamericano, lo cierto es que lo inventó en 1947 el escritor y periodista Herbert B. Swope para su uso en su discurso del senador Barnart y el que lo popularizó  gracias a sus artículos fue otro periodista llamado Walter Lippmanu.

Un factor a tomar en cuenta en los inicios de la Guerra Fría, es la muerte del presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt y la llegada al poder de Harry S. Truman quien desmanteló la política exterior desde los primeros meses de 1946 en que se crearon las premisas psicológicas de la Guerra Fría.

Durante el siglo XIX se creó  el Estado Benefactor, su obligación de aportar  a la población servicios como la educación, la salud, la infraestructura, y controlar a las empresas para evitar que abusen de sus trabajadores.

Después, finalizada la Segunda Guerra Mundial el objetivo principal era la reconstrucción material y económica, en la década de los años cincuenta, Europa estaba entrando en su fase de prosperidad, se le nombró con el nombre de la “Edad de Oro” esta fase le dio mayores beneficios a los países capitalistas desarrollados.

El impacto de la Guerra Fría y la carrera armamentista afectaron a las prioridades y propuestas por el Cuarto Plan Quinquenal (1946-1951). La mayor parte de las inversiones industriales se invirtieron en  los sectores de bienes de producción y a pesar de esto se dio el surgimiento de las industrias productoras de bienes de consumo que fue muy rápido.

Hoy en este siglo XXI de nuestra era en la que nos encontramos la Guerra Fria parece haber vuelto, aunque  de la mano de nuevos actores en la escena internacional, los Estados Unidos y sus potenciales aliados de la OTAN, Rusia, China, Irán y Corea del Norte del otro lado están desarrollando sofisticados sistema de misiles con ojivas nucleares y ganando adeptos hacia otros países para convertirlos en futuros aliados, Venezuela, Cuba, Nicaragua, y Ecuador del lado de Rusia y China, mientras que Méjico, Colombia, y Chile  del lado de Estados Unidos en lo que respecta a América Latina.

También cabe hacer hincapié en lo que respecta al comercio internacional para futuras guerras comerciales entre ambos bandos, la creación y puesta en marcha del BRICS por parte de Rusia que aglutina a países como: Brasil, Rusia, India, China, y la reciente incorporación de Sudáfrica, así como el deseo de Irán de ingresar también en la organización.

En términos generales BRICS es el acrónimo de una asociación económica-comercial de las economías nacionales emergentes más importantes del mundo encabezadas por esos países. Los BRICS son considerados  como el paradigma de la cooperación Sur-Sur aunque recientemente esta interpretación fue puesta en cuestión dadas las contradicciones entre los intereses de China y el resto de los miembros.

Por otra parte cabe mencionar la creación del MERCOSUR (Mercado Común de Sudamérica), el ALBA (Alianza Bolivariana para las Américas, creada por Venezuela) y UNASUR (Unión de Naciones del Sur), para como fin de hacer frente y contrarrestar los efectos del resto de organizaciones internacionales creadas por Estados Unidos para mantener a sus colonias en América Latina, tales como el ALCA, el Tratado de Libre Comercio, y la OEA entre otros.

La Guerra Fria ha comenzado nuevamente con nuevos escenarios, y nuevos actores  aunque con el añadido de la presencia de países que anteriormente o no existían, o se han convertido en potencias emergentes como en el caso de Brasil, la India, y Sudáfrica.

En todo caso, cabe señalar que este mundo ha entrado en una dinámica de guerras, amenazas, invasiones, y conflictos internos que están socavando la soberanía de los pueblos. Corea del Norte ha entrado en el escenario mundial con sus continuos lanzamientos y pruebas de misiles que traen de cabeza a China y Rusia (sus principales aliados), y la irritación y malestar por parte de Estados Unidos.

Por otro lado Siria donde una guerra que dio sus comienzos  desde marzo  del 2011 está a un paso de finalizar por los continuos avances del ejército sirio que tiene acorralados a los terroristas del Estado Islámico, no olvidemos que el Estado Islámico fue una creación del la CIA norteamericana y del MOSSAD israelí para desestabilizar y derrocar al lejitimo gobierno del presidente  Bashar Al-Assad. Siria es aliado de Rusia y también mantiene un enfrentamiento al menos verbal con Israel, aliado de los Estados Unidos.

La mesa está servida, es ya un hecho el comienzo  de la Guerra Fria, con los nuevos actores que  están dispuestos a barrer para su casa, y a no perder ciertos privilegios que contribuirían a una nueva escalada armamentista y aumentar su arsenal atómico y militar.

* Colaborador y contertulio y de la emisora La Voz de Rusia en Canarias

Otros artículos de Félix Román Negrín Rodríguez publicados en elcanario.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*